Restauración Máquina de Coser

maquina coser albertHoy tenemos un sobre de máquina de coser de un gran colega, muy buen profesional y mejor persona.

La marquetería esta sumamente destrozada, es una lástima pues esta hecha con una técnica que consiste en elaborar un dibujo repetitivo a base de tiras muy finas y encolarlas, de modo que el dibujo se vea de testa. De esta manera se pueden ir cortando tantas “rebanadas” como se quiera  y montando un dibujo. Por eso el dibujo no se ve una chapa lisa, sino punteada.

Es el mismo sistema con lo que hacen la marquetería del circulo de las guitarras españolas.

Vamos a tratar de desencolar las piezas y colocarlas en una madera para poder conservar el trabajo tan laborioso y que no se pierda.

Con el sobre vamos a prepararle una marquetería, a ver como queda.

http://www.sagarramarqueter.com/wp-content/uploads/2015/11/coser-albert.jpg

Bien, ya tenemos la cenefa de marquetería despegada del sobre de la maquina de coser.

Este trabajo a sido laborioso, la primera intención era fijar la marquetería por la parte superior con cola de conejo y un papel, para después tratar de desencolarla del sobre, un trabajo complicado teniendo en cuenta que la cola que usamos para fijar la marquetería es la misma que se había usado para fijar esa misma marquetería al sobre, o sea que el tipo de producto o sistema que tendríamos que utilizar para despegarla, desencolaría las dos caras y la marquetería que esta hecha a base de puntos se desharía toda y no podríamos recuperarla.

Viendo que ese sistema no resultaría, y que la marquetería la queríamos salvar para tener un testimonio de un trabajo, decidimos despegar la chapa sobre la cual estaba encolada la marquetería, de esta manera la marquetería no sufría tanto, de todas maneras, al manipularla los puntos de la marquetería se iban cayendo, entonces decidimos impregnar toda la marquetería con cola para que todos los puntos quedaran sujetos y no saltaran al manipular las piezas.

De esta manera, con sumo cuidado y utilizando alcohol para reblandecer la cola, pudimos ir salvando algunos segmentos de la marquetería, como vemos en la foto.

Una vez desencolados, los dejaremos secar, siempre con una madera encima para que no se tuerzan, luego  limpiaremos las chapas de le sobran y los prepararemos para encolarlos en una base de madera para que nos quede la muestra del trabajo que había sido realizado en el sobre de la máquina de coser.